Loading...

¿Temes al Covid-19 y su impacto?

2020-06-19T03:23:06-04:00 25 de marzo de 2020|ARTÍCULO|

Cuánto temor e incertidumbre invaden la mente y el corazón de los seres humanos en estos tiempos tan difíciles, donde un enemigo invisible está tomando por sorpresa cada minuto a más naciones y poblaciones, cobrando más y más vidas humanas. Este enemigo imperceptible avanza a pasos agigantados sin considerar raza, color, edad, sistemas y potencialidades científicas.

No obstante, otro gran enemigo, quizás superior al Covid-19 propiamente, se está apoderando de las mentes de las personas. Este es el temor, creado por la cantidad de mensajes exacerbados que se emiten acerca de esta pandemia a través de los medios de difusión masiva, como son las redes sociales, y donde muchos de nosotros hemos sido víctimas de ese bombardeo de información tan pesimista y negativa sobre el coronavirus.

La Biblia nos habla desde el principio de plagas, sequía, hambruna, diluvios y destrucciones de naciones, que han impactado negativa y positivamente a unos y a otros, pero con un solo propósito para Dios. Hay quienes sin ser aún creyentes enfrentan el temor con frases como la siguiente: La pandemia es inevitable, el miedo es una opción.

¿Y qué de nosotros los creyentes? ¿Por qué temer? Todos sabemos algo acerca del temor. Ciertamente hubo hombres y mujeres que, aun conociendo la Biblia, estuvieron sujetos al temor, yendo desde un simple estremecimiento de ansiedad hasta el pánico aterrador.

Pero, ¿por qué entrar en pánico? Incluso frente a la muerte, ¿qué nos dice el Salmo 23:4? “Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tu estarás conmigo…;”. Recordemos también la maravillosa promesa en Isaías 41:10 “No temas, porque yo estoy contigo; no te desalientes, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré, ciertamente te ayudaré, sí, te sostendré con la diestra de mi justicia” (LBLA).

Asimismo, también encontramos cómo el rey David, siendo perseguido, viviendo situaciones muy difíciles, expresa en el Salmo 91:3 –siendo este salmo por cierto muy propicio a la amenaza del Covid-19 y a sus aterradores mensajes–“Él te librará del lazo del cazador, de la peste destructora…”. También el Salmo 46:2 nos ofrece una gran tranquilidad al referir lo siguiente: “Por tanto no temeremos, aunque la tierra sea removida, y se traspasen los montes al corazón del mar…;”.

Finalmente, nos volvemos hacer la pregunta ¿por qué el temor nos invade a nosotros los cristianos? cuando tenemos presentes todas esas promesas que Dios nos regala y con extraordinaria seguridad, Jesús nos da: descanso para la conciencia culpable, descanso para los cansados, descanso a la hora de la muerte, descanso y alegría en relación con su venida, descanso frente a los golpes de la vida, descanso cuando sufrimos injusticia y descanso eterno. También el apóstol Pablo dice en Filipenses 1:21 “…porque para mí el vivir es Cristo y el morir es ganancia.”

Como reflexión final te decimos: disipa el miedo del Covid-19 y de los temores que te ocasionan incertidumbres del mañana, pensando que la victoria de Cristo en el pasado da valentía para el presente y esperanza para el futuro.

Héctor E. Silva G.