La más grande noticia del mundo

2020-08-14T23:50:55-04:00 22 de diciembre de 2019|BOLETÍN|

Domingo, 22 de diciembre de 2019

La más grande noticia del mundo

“Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor,” Lucas 2:10-11.

La más grande noticia de todas es una historia bendita: “Pero éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre”, Juan 20: 31.

Consideremos varios aspectos de la más grande noticia del mundo que debemos compartir. Noticia sin igual, de paz, gozo, perdón, salvación y esperanza.

I. La Noticia sin igual, llega como el más grande regalo de Dios

Ciertamente, no hubo fuegos artificiales para anunciar su nacimiento; sólo una estrella que pocos notaron. No se enviaron reporteros o heraldos para pregonar la noticia sin igual en la aldea de Belén; los ángeles lo anunciaron, pero solamente a unos humildes pastores. Hoy en día, Dios se está moviendo grandemente alrededor del planeta. Millones de personas están llegando a la fe en Cristo. Por cierto, no vamos a oír nada de esto en los noticieros, periódicos, ni en los gobernantes de este mundo. Lamentablemente el mundo no se fija en el regalo más grande de Dios a la humanidad, pues está alejado de Él.

II. La Noticia sin igual, no es una improvisación, no es una mentira

¡La noche fue sorprendente! Aquellos humildes pastores no podían suponer siquiera lo que pasaría. De repente, frente a sus ojos un coro de seres celestiales y resplandecientes cantaban alabanzas al Señor del cielo y anunciaban paz en la tierra, La visión no podía ser más sobrecogedora.

Escucharon luego, las Buenas Nuevas del nacimiento del Salvador que tan ansiosamente habían esperado, entre el rocío frío de la noche y perfume de la hierba húmeda. Fueron testigos oculares. ¡Experiencia sin igual! Estaban como en medio de un sueño que finalmente resultó ser la más grande verdad que el universo ha conocido: El Dios eterno se hizo hombre: “Y aquel Verbo (Jesucristo) fue hecho carne, y habitó entre nosotros (Y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad,” Juan 1: 14.

III. La Noticia sin igual, sigue siendo nuestro mensaje: Jesucristo es la única esperanza

Si todos los hombres entendieran la repercusión de esa noticia estarían haciendo cola el día de hoy para entrar y escucharla aquí y en cualquier lugar que sea proclamada; el punto es que el hombre perdido no puede ver la esperanza de esa noticia como escribe Pablo: “Si la Buena Noticia que predicamos está escondida detrás de un velo, solo está oculta de la gente que predicamos escondida detrás de un velo, solo está oculta de la gente que se pierde. Satanás, quien es el dios de este mundo, ha cegado la mente de los que no creen. Son incapaces de ver la gloriosa luz de la Buena Noticia. No entienden este mensaje acerca de la gloria de Cristo”, 2 Corintios 4: 3-4 (NTV).

IV. La Noticia sin igual, debemos compartirla. Nuestro país necesita de buenas noticias

El evangelio es una buena noticia y la más grande del mundo, porque da solución al único problema real que tiene el hombre. El principal problema del hombre no es económico-material, tampoco es físico, es decir, enfermedades, dolencias o cosas por el estilo, no es psicológico ni sentimental; el mayor problema del hombre es el pecado, porque todos los hombres sin excepción han quebrantado la ley de Dios. Romanos 3: 23 dice: “por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios”, no hay persona que escape de esta condición.

La Buena Noticia es que ya la humanidad no estaría más sin amor, esperanza, alegría, paz y sobre todo, sin Dios. Y como tal, sin salvación, ya que por medio de Cristo venía la salvación para todo pueblo, raza y nación. “Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas gran gozo, que será para todo el pueblo: que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor”, Lucas 2: 10-11.

El evangelio que proclamamos es la noticia más grande del mundo, usted y yo, somos portadores de ella con nuestras palabras y con nuestra propia vida. ¡Seamos testigos fieles! ¡Tengamos compasión!

Un día se verá lo que dice Filipenses 2: 10-11 “para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.” Unos lo harán para después estar eternamente con Él, pero penosamente otros para ser condenados eternamente. ¿Quién es Jesús para usted? ¿Es Él su verdadera Navidad?

En esta época de Navidad, ¡compartamos la Noticia sin igual, Jesucristo! La noticia sin igual es Buena Nueva, de gozo, esperanza, vida y paz. Por ello, es necesario creer en Jesús, el enviado de Dios, el unigénito Hijo de Dios, en quien tenemos perdón de pecados y vida eterna. “Y este es el testimonio: que Dios nos ha dado vida eterna; y esta vida está en su Hijo. El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida,” 1 Juan 5: 11-12. Llevemos la más grande noticia de todas a Caracas, Venezuela y a todo el mundo.

“Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado

sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable,

Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno,

Príncipe de Paz.”

Isaías 9: 6