La hora de la fe | #76

2020-06-23T04:05:08-04:00 20 de junio de 2020|E.D.A.|

Este fin de semana (20 y 21 de junio de 2020), le resultará muy beneficioso si lee el Sermón del Monte (Mateo, capítulos 5 al 7). Es una invitación pastoral, de ninguna manera una tarea o un compromiso.

Muchas personas cometen los siguientes errores al estudiar el Sermón del Monte: (1) Lo aplican a las naciones cuando fue a el pueblo de Dios. (2) Lo aplican a los inconversos, pero fue dirigido para creyentes. (3) Lo convierten en “ley cristiana”, cuando es en realidad una descripción de lo que es un cristiano cuando el Espíritu Santo obra a través de su vida. (Romanos 8: 1-4). Es importante que tengamos esa comprensión total del Sermón del Monte. Más importante aún: Es para nosotros hoy.

El capítulo 5 trata:

1. De las bienaventuranzas individualmente; muestran cómo el creyente empieza con un propósito de santidad, las actitudes que deben estar en nuestra vida si somos verdaderos cristianos (vv.1-12).

2. De la sal y la luz que influye en un mundo de decadencia moral, ética y espiritual (vv. 13-16).

3. Del verdadero cumplimiento de la justicia, porque Cristo mismo es la justicia personalizada (vv. 17-20).

4. Habla acerca de la ira; la cólera o ira es el verdadero asesino del corazón; un insulto fuerte de desprecio a las personas se puede traducir en tragedia (vv. 21-26).

5. Menciona lo grave del adulterio y la lujuria interna del corazón; el pecado de la inmoralidad sexual (vv. 27-30).

6. Jesús enseña acerca del divorcio (vv. 31-32).

7. Nos advierte hablar la verdad y a no “embellecer” nuestra conversación con juramento (vv. 33-37).

8. El Señor enseña acerca de la venganza, aconsejándonos que hagamos el bien y a no tomar represalias (vv. 38-48).

Todo el capítulo 5 es un semillero de tentaciones; o sea, una sección contra la rebeldía, la maldad, la inmadurez y las manifestaciones de las obras del hombre natural. Cristo hace ver que las raíces cristianas son más importantes que los delitos de la vanidad, de la legalidad y de la carne en general.

El capítulo 6 trata:

1. De la verdadera justicia en la vida del creyente: El cristiano y la adoración (vv.1-18).

2. El creyente y las riquezas (vv. 19-24).

3. De las prioridades de la vida (vv. 25-34). La primera involucra la relación del creyente con Dios; la segunda la actitud acerca del dinero, y la tercera se refiere a la práctica diaria del cristiano.

¿Sabe usted lo que significa este estilo de vida?, ¿la bendición que nos cae del cielo? En esta sección el Señor Jesús claramente nos dice que no podemos ver en dos direcciones al mismo tiempo, ni servir a dos señores o maestros en nuestras vidas. Para Jesús, la prioridad es Dios Padre.

El último capítulo (7) concluye el Sermón del Monte. Consta de cinco divisiones. Es fácil para el cristiano que ha abandonado la fe no tomar en serio este capítulo. A la inversa, los cristianos que sienten profundamente su deber ante Dios ven en las palabras del Maestro una fuente de inspiración y superación espiritual.

1. Los versículos 1-6, Jesús enseña acerca de las críticas. El mundo está repleto de juzgar a los demás. Sin embargo, lo que Cristo condena es el juicio injusto. Cada creyente tiene el deber de probar las motivaciones de otros (vv. 15-20), pero ninguno debe juzgar por las apariencias o comentarios de los demás.

2. Los vv. 7-12 exhortan a los hijos de Dios a que podemos y debemos esperar que Dios nos cuidará y proveerá para nuestras necesidades humanas, pero siempre en concordancia con la enseñanza bíblica (1 Juan 5:14, 15; Santiago 4: 3).

3. Los vv. 13 y 14 se refieren a dos tipos de estilo de vida: La vida cómoda y la manera disciplinada. Compare los dos caminos de estos versículos con el Salmo 1. De más está decir que hablan de victoria o fracaso, de salvación o perdición.

4. Los vv. 15-20 aparecen los falsos profetas, los falsos apóstoles, los falsos mesías, los falsos redentores. Todos estos tan comunes en el día de hoy, en los púlpitos de las iglesias y en las redes sociales. En Mateo 24: 4, Jesús advirtió a sus discípulos: “Mirad que nadie os engañe”.

5. Los vv. 21-29, ¡Tremenda conclusión del Sermón del Monte! Jesús desenmascaró a las personas que aparentaban ser hijos de Dios pero no tenían una relación personal con Él. La fe en Cristo es lo que se tiene en cuenta en lo enseñado en el Sermón del Monte ¡Dios le bendiga!

E.D.A.