La hora de la fe | #112

2020-08-02T09:54:09-04:00 1 de agosto de 2020|E.D.A.|

Antes de la reflexión de hoy un comentario: la salud y la vida son regalos de Dios y por lo tanto tienen una prioridad en este mundo. Hasta que no haya condiciones o garantías, aunque sean pocas, tenemos la obligación de cooperar con quienes más saben sobre la peligrosa epidemia Coronavirus o Covid-19, y seguir orando porque pronto aparezca la vacuna que erradique tan peligrosa enfermedad. ¡Gracias!

En el capítulo 8 de Mateo tenemos a Jesús realizando muchos milagros, entre ellos sanando a la suegra de Pedro. ¡Cuánto le agrada a Cristo curar a los enfermos, a los endemoniados y tranquilizar a la gente! En el texto, Mateo cita a Isaías 53: 4 colocando el ministerio de sanidad del Señor, enfatizando más la compasión que el milagro.

Sin embargo, el texto de Mateo 8: 17 es empleado a menudo por los sanadores de fe para mostrar que la sanidad forma parte de la obra redentora de Cristo en la cruz, y que por ello la curación de una enfermedad física es algo que el creyente puede reclamar por la fe. El versículo dice: “para que se cumpliese lo dicho por el profeta Isaías, cuando dijo: El mismo tomó nuestras enfermedades, y llevó nuestras dolencias”.

Mateo no hace más que mostrar la naturaleza y ministerio de Jesús en cuestiones de enfermedades físicas en la tierra. Menciona también Su autoridad y Su poder sobre Satanás y los demonios. Entonces, todos los milagros de Jesús fueron una demostración o señal de la misericordia de Dios por la humanidad (Lucas 4: 18); pero esto no debe asociarse con la obra expiatoria de Cristo en el Calvario. Son dos asuntos completamente distintos. No obstante, El Señor tiene poder sobre cualquier enfermedad física; Él puede curar con o sin medicina, por fe o por medio de un médico. “Lo que es imposible para los hombres, es posible para Dios”, Lucas 18: 27.

Ahora bien, entendiendo correctamente las Escrituras, hay que decir, o mejor dicho, afirmar que la muerte de Cristo en la cruz se relaciona SOLAMENTE con la salvación espiritual del ser humano, con el plan de Dios para la eternidad (Juan 3: 16-18; 5: 24). El apóstol Pedro nos muestra que Cristo murió exclusivamente por nuestros pecados: “quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados”, 1 Pedro 2:24. Ninguna doctrina cristiana se fundamenta en un solo versículo de la Biblia, se debe tomar en cuenta toda la enseñanza de Ella respecto a cualquier axioma de fe; un solo versículo no es suficiente. Aplicar Mateo 8:17 como una doctrina de sanidad física relacionada con la muerte de Cristo en la cruz, es un error.

Las enfermedades fueron introducidas en el mundo por el pecado. Casi todas las enfermedades tienen relación directa o indirecta con la desobediencia a Dios, y el gran médico de las almas es Cristo. Cuando una enfermedad procede de Dios, la curación depende de Dios, tal como se aprecia en Deuteronomio 32: 39: “Ved ahora que yo, yo soy, Y no hay dioses conmigo; Yo hago morir, y yo hago vivir; Yo hiero, y yo sano; Y no hay quien pueda librar de mi mano”.

¡Saludable es al enfermo cristiano confiar en el Señor! Puede ser que alguna enfermedad se agrave, pero el creyente debe recordar que vive para la gloria de Dios. El testimonio del apóstol Pablo es sumamente elocuente: “Porque ninguno de nosotros vive para sí, y ninguno muere para sí. Pues si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos, para el Señor morimos. Así pues, sea que vivamos, o que muramos, del Señor somos”, Romanos 14:7-8.

Cristiano, “El Señor es mi ayudador, no temeré lo que pueda hacer el hombre”, Hebreos 13: 6; tampoco la enfermedad, la escasez, la pobreza, la soledad, la ancianidad, la oscuridad, las falsedades, etc. El cristiano debe sentirse contento cuando disfruta de la providencia de Dios para satisfacer todas sus necesidades. Del Señor Jesucristo son estas palabras: “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar”, Mateo 11:28.

E.D.A.