¡Tú no vales nada!

2020-10-14T03:17:01-04:00 4 de octubre de 2020|ESCRITO BREVE|

Lea 1 Corintios 1:25-31 

Siempre he estado rodeada de muchos halagos por parte de los demás hacia mi persona; sin embargo durante mi carrera Dios me tenía preparada una gran lección. 

Estudiar psicología no fue fácil, especialmente porque uno de los principales conocimientos que se adquiere es el de uno mismo como persona; así, en una de mis materias favoritas, Dios me hizo conocer una de las verdades más dolorosas: “Tienes muchos defectos… tú no vales absolutamente nada”. Recuerdo como clase tras clase regresaba a casa a llorar en mi cama por darme cuenta que todo lo que me habían recalcado durante 21 años: “eres muy valiosa” se derrumbaba; fue entonces cuando tuve una de las conversaciones más bellas con el Señor y de una manera dura pero hermosa me dejaba en claro: “Sí, tú no vales nada por ti misma, pero Yo te hago muy valiosa”. Ha sido una de las mejores lecciones de humildad que he tenido. 

El hecho de tener al Señor dentro de nosotros nos llena de un valor, aunque inmerecido, inigualable; si dejamos que Él brille a través de nosotros y nos comportamos dignos de ser hijos del Rey de reyes, va a ser evidente para el mundo y los que nos rodean nuestro valor. Sólo no debemos olvidar que nuestro valor no es intrínseco sino proviene de Él, así que “El que se gloría, gloríese en el Señor” (1 Cor. 1: 31). 

Valerie Dámaso R.