PRINCIPIOS 2020-07-13T14:09:45-04:00

PRINCIPIOS

1) La necesidad de fe personal en el Señor Jesucristo, como único medio de salvación del pecado y de la condenación eterna.

2) La Biblia, como autoridad fundamental y final para el conocimiento de la revelación de Dios en Cristo.

3) El hombre es libre y tiene el derecho de aceptar o rechazar el don de la salvación de Dios, por medio de Jesucristo. Cada persona es responsable por sus propias decisiones espirituales.

4) Cada creyente vive en la gloriosa realidad de que Cristo vive en él. Su salvación es segura. Dios lo ha librado de todas las potestades malignas.

5) La iglesia, en su sentido local, es la comunión de creyentes, los cuales están asociados para el cultivo de la vida cristiana, la propagación del Evangelio, el servicio, el mantenimiento de las ordenanzas (bautismo y cena del Señor) y la disciplina.

6) Todo creyente tiene acceso directo a Dios, sin la necesidad de intermediarios. Llega a Él en una forma directa, íntima y personal por medio de Jesucristo.

7) El Espíritu Santo mora en el corazón del creyente, quien lo llama a vivir en confianza y obediencia, y produce en él los frutos de santidad. Lo guía a la verdad, y le otorga poderes o dones para la obra del Reino de Dios. Preserva a los redimidos para Cristo.

8) La libertad religiosa debe ser defendida. Los derechos son iguales para todos. La persecución y las leyes que establezcan prohibiciones o el libre ejercicio de la religión, es contraria a la justicia y el amor.

9) El creyente tiene dos naturalezas y pertenece a dos gobiernos: el gobierno físico y el religioso. El gobierno físico está representado por lo que se llama el Estado, y el gobierno religioso está representado por la iglesia. En los casos materiales, el Estado tiene el derecho de ordenar; en cuestiones de doctrina o fe, la iglesia es la que tiene el derecho. Cada uno debe el respeto al otro. Ninguno debe traspasar los derechos del otro. Cada uno asume su compromiso económico.

10) El centro de organización y funcionamiento es la congregación. La iglesia local es soberana e independiente, sin ninguna relación orgánica con cualquier otra iglesia o asambleas de representantes de iglesias. La iglesia se gobierna a sí misma. La democracia caracteriza todo el funcionamiento.

11) La cooperación es deseable entre las diferentes iglesias hermanas y denominaciones evangélicas, cuando tal cooperación no incluye ninguna violación de los principios ni pone en peligro la lealtad a Cristo, a la Biblia y a la iglesia local.

12) El creyente reconoce la triste realidad de la guerra; pero no debe ser el responsable de causarla. El creyente debe aprovechar al máximo su influencia cristiana para promover la armonía entre todos los hombres. Procura la paz política, social y religiosa mediante la oración y las buenas acciones.

Pacto de la Membresia

Habiendo recibido a Cristo como mi Señor y Salvador; habiendo sido bautizado y estando de acuerdo con la doctrina, la estructura, y el estilo de culto. Ahora, bajo la dirección del Espíritu Santo, unido a la familia de la Iglesia Bautista Central de Caracas, me comprometo con Dios y con los demás miembros a:

1) Proteger la unidad de mi iglesia…

Actuando en amor hacia los demás miembros, negándome al chisme y estimando a los oficiales.

“Así que, sigamos lo que contribuye a la paz y a la mutua edificación.”

“Habiendo purificado vuestras almas por la obediencia a la verdad, mediante el Espíritu, para el amor fraternal no fingido, amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro;”

“Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes.”

“Os rogamos, hermanos, que reconozcáis a los que trabajan entre vosotros, y os presiden en el Señor, y os amonestan; y que los tengáis en mucha estima y amor por causa de su obra. Tened paz entre vosotros.”

2) Apoyar el testimonio de mi iglesia…

Asistiendo fielmente, viviendo una vida piadosa, siendo fructífero y diezmando regularmente.

“No dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.”

“Solamente que os comportéis como es digno del evangelio de Cristo, para que o sea que vaya a veros, o que esté ausente, oiga de vosotros que estáis firmes en un mismo espíritu, combatiendo unánimes por la fe del evangelio”

“No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros, y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca; para que todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, él os lo dé.”

“Cada primer día de la semana cada uno de vosotros ponga aparte algo, según haya prosperado, guardándolo, para que cuando yo llegue no se recojan entonces ofrendas.”

3) Compartir la responsabilidad de mi iglesia…

Orando por su crecimiento, invitando a los inconversos para que asistan y dándoles una cálida bienvenida a los que nos visitan.

“Pablo, Silvano y Timoteo, a la iglesia de los tesalonicenses en Dios Padre y en el Señor Jesucristo: Gracia y paz sean a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo. Damos siempre gracias a Dios por todos vosotros, haciendo memoria de vosotros en nuestras oraciones”

“Dijo el señor al siervo: Vé por los caminos y por los vallados, y fuérzalos a entrar, para que se llene mi casa”

“Por tanto, recibíos los unos a los otros, como también Cristo nos recibió, para gloria de Dios”

4) Servir al ministerio de mi iglesia…

Descubriendo mis dones y talentos, preparándome para servir con mi pastor y desarrollando un corazón de siervo.

“Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios”

“Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo”

“Por tanto, si hay alguna consolación en Cristo, si algún consuelo de amor, si alguna comunión del Espíritu, si algún afecto entrañable, si alguna misericordia, completad mi gozo, sintiendo lo mismo, teniendo el mismo amor, unánimes, sintiendo una misma cosa. Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo; no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros.”

ANUNCIOS

Estimados hermanos:

El sermón de hoy será publicado el día miércoles 20 de octubre. Y la publicación de las clases de la Escuela Bíblica Dominical se mantiene en el horario de 9:30.

3 Juan 1:2

“Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma.”